Área privada

Síguenos

San Juan de la Cruz, una vida desde los adentros. Carmen Herrando en ARS Carmelitana - Instituto Secular Femenino Siervas Seglares de Jesucristo Sacerdote
4895
post-template-default,single,single-post,postid-4895,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

San Juan de la Cruz, una vida desde los adentros. Carmen Herrando en ARS Carmelitana

San Juan de la Cruz, una vida desde los adentros. Carmen Herrando en ARS Carmelitana

La recién inaugurada librería ARS Carmelitana de Madrid inició su agenda cultural con un acto celebrado en el Salón de la Virgen del Carmen de la Parroquia Monte Carmelo, el viernes 14 de diciembre. Ese día se celebraba la festividad de San Juan de la Cruz, patrono de la Provincia Carmelita de Aragón, Castilla y Valencia, de modo que el día y el lugar constituyeron un magnífico marco para la presentación del libro de Carmen Herrando, San Juan de la Cruz, Fundación Emmanuel Mounier (Colección Sinergia), Madrid 2018.

Carmen Herrando es profesora de filosofía en el Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón (CRETA) y en la Universidad San Jorge de Zaragoza, y es miembro del Instituto Emmanuel Mounier, que difunde el pensamiento personalista. Juan Francisco Comendador la presentó como una de las principales especialistas en España en la figura y el pensamiento de Simone Weil.

La autora impartió la conferencia San Juan de la Cruz, una vida desde los adentros. En ella presentó el libro como una pequeña biografía divulgativa cuyo valor consiste en un enfoque personal que resalta algunas dimensiones no tan frecuentemente consideradas en San Juan de la Cruz. Como señalaba el título de su conferencia, partió del carácter de interioridad, hondura y silencio que cualifica la vida y la obra del Santo carmelita, apuntando el
significado de estos valores para el mundo actual.

Se detuvo en tres dimensiones o aspectos que dicen mucho de «la persona» que fue Juan de la Cruz: la pobreza vivida desde la infancia (no tuvo que desposarse con ella como Francisco de Asís); la profunda libertad interior, fruto de lo que la autora llama «pasión por la pérdida», muy relacionada con la pobreza; y su capacidad para el acompañamiento espiritual. Finalmente, se detuvo en el símbolo de «la noche», esencial en la obra sanjuanista, que, al ser vista desde las claves mencionadas, aparece profundamente arraigada en la experiencia humana y espiritual de Juan de la Cruz.