Área privada

Síguenos

Primera renovación de votos de Linda en México - Instituto Secular Femenino Siervas Seglares de Jesucristo Sacerdote
7011
post-template-default,single,single-post,postid-7011,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

Primera renovación de votos de Linda en México

Primera renovación de votos de Linda en México

El pasado 8 de septiembre, en la fiesta de la Natividad de Nuestra Señora, realizó su primera renovación de votos Herlinda Hernández Ruiz. Eligió, siguiendo la tradición del P. Juan para los acontecimientos del Instituto, una festividad de María.

La renovación tuvo lugar después de la celebración de la eucaristía, presidida por el P. Joel Salazar Baylón, en la Parroquia de Santiago Apóstol de Cuautepec (México). Tras la eucaristía, en la capilla del Santísimo, ante el P. Joel, y actuando Brenda Tovar Vargas como delegada de la Directora General, Linda pronunció la renovación de sus votos por un año. Fue una ceremonia sencilla, vivida con gran intensidad, y transmitida por videoconferencia a España, donde fue seguida desde la capilla del Cenáculo Sacerdotal «Juan Sánchez Hernández» -donde descansan los restos del Fundador- por la Directora General, María José Castejón, el Consejo General del Instituto y varias Siervas, unas presentes en la capilla y otras conectadas telemáticamente al acto. Al final del acto, la Directora General les dirigió unas palabras y recibieron la felicitación en nombre de todo el Instituto.

Tanto Linda como Brenda y sus acompañantes nos mostraron su gran alegría por el acontecimiento, que supone que la semilla sembrada por el Espíritu en esas tierras, va creciendo por la gracia de Dios. Recordamos que Linda pertenece al Equipo Pastoral del P. Joel en la Parroquia de Santiago Apóstol, con un trabajo remunerado, en un servicio que procura la atención pastoral a 18 capillas.

Desde aquí, animamos a Linda y a Brenda a proseguir este itinerario, así como a otras jóvenes que están en contacto con ellas, para conocer y acoger esta vocación que el Señor regaló a su Iglesia a través del P. Juan, «apóstol del sacerdocio».