Área privada

Síguenos

Inauguración de la librería ARS Carmelitana en Madrid - Instituto Secular Femenino Siervas Seglares de Jesucristo Sacerdote
4787
post-template-default,single,single-post,postid-4787,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.5,vc_non_responsive

Inauguración de la librería ARS Carmelitana en Madrid

Inauguración de la librería ARS Carmelitana en Madrid

El jueves 29 de noviembre de 2018 tuvo lugar la inauguración de la librería ARS Carmelitana, situada en el edificio de los PP. Carmelitas de la calle Ayala, 35-37 (Madrid).

Se inició en el salón de actos de la Parroquia Monte Carmelo, al concluir el IX Seminario “Textos para un Milenio”, dedicado a Tito Brandsma, testigo de esperanza. En unas palabras introductorias, María Jesús Fernández Cordero -una de las directoras de estos Seminarios TPM, junto con Henar Pizarro Llorente, ambas profesoras de la Universidad Pontificia Comillas-, recordó que el P. Tito Brandsma había sido “carmelita, profesor, periodista, intelectual inquieto y amante de los libros”. Enlazó así con el acto de inauguración de la librería, un espacio donde cultivar el amor a los libros.

María José Castejón, Directora General del Instituto Secular Siervas Seglares de Jesucristo Sacerdote, expresó su profundo agradecimiento, en primer lugar, a la comunidad de PP. Carmelitas de Madrid-Ayala, “por la confianza depositada en nosotras y la posibilidad de colaborar las dos instituciones en este proyecto evangelizador”. Agradeció también al anterior Consejo General del Instituto, con Purificación Conde como Directora General, y al actual Consejo, que ha iniciado su andadura a partir de agosto, su buen hacer, su dedicación y entrega para hacer posible la apertura de la librería. Este agradecimiento se extiende a las Siervas que han orado y trabajado con gran generosidad para lograr este objetivo. Agradeció la presencia de directores de editoriales, de centros de estudio, de miembros de Institutos Seculares, de la comunidad parroquial de Monte Carmelo, y de amigos y familiares. Hizo una mención especial al arzobispo de Madrid, el cardenal Carlos Osdoro, por “su apoyo como padre y pastor”, y a los obispos auxiliares, que han manifestado su cercanía con este motivo.

Recordó que la andadura de las librerías ARS comenzó hace 58 años, cuando el Siervo de Dios Juan Sánchez Hernández, “Apóstol del Sacerdocio”, Operario diocesano y fundador del Instituto Secular Siervas Seglares de Jesucristo Sacerdote, junto con un grupo de Siervas y sacerdotes, pusieron en marcha una librería concebida como “Agencia Religiosa Sacerdotal” (ARS). Fue un proyecto que “nació con vocación de servicio a los sacerdotes y a todas las vocaciones y carismas en la Iglesia buscando proveerles de todo lo necesario para el estudio y la reflexión”. Meses antes, el papa Juan XXIII había convocado el concilio Vaticano II. Las librerías ARS servirían a la renovación de la Iglesia desde la conciencia de que ésta no es posible si no viene “acompañada del estudio, la reflexión, el conocimiento histórico y un buen sentido crítico”.

Y continuó: “El presente es igualmente entusiasmante”; nos llama a afrontar los retos de la cultura actual, a “crear espacios donde poner ante el gran público el pensamiento cristiano”. Con esta finalidad, la librería, además de ofrecer fondos especializados, tendrá una “agenda cultural” mediante la cual favorecer los encuentros entre los autores y los lectores, dialogar, contrastar el pensamiento, leer juntos… “Los buenos libros modifican nuestra mente”, y por eso la lectura y el estudio contribuyen a transformar la sociedad. “Pensar en cristiano favorece la justicia y la lucha contra la pobreza”.

Señaló que Las librerías ARS son un espacio para la solidaridad mediante las becas “Juan Sánchez Hernández” para la implementación de bibliotecas en seminarios de bajos recursos. Es apostar por unos pastores bien formados, por una Iglesia que accede a la Verdad de Dios y la anuncia. Otro signo de solidaridad, en este caso con los monasterios de clausura, es dar visibilidad a sus productos en la librería, para favorecer sus economías. De este modo, deseamos trabajar por la comunión y las sinergias en la Iglesia.

Por último, agradeció su trabajo al Director Comercial de las librerías ARS, Juan Francisco Comendador, por poner al servicio de este proyecto su buen hacer y su tiempo, con pasión, inteligencia y dedicación.

Terminó invitándonos a dejarnos apasionar por la lectura, la cultura, el encuentro con los autores…, cauces que nos permiten enriquecer nuestras biografías porque nos conducen al encuentro con nosotros mismos y con el Señor. “Algunas veces cojo un libro, pero otras muchas el libro me coge a mí: este es un momento mágico en nuestra vida”.

Por su parte, el Prior General de la Orden del Carmen, P. Fernando Millán Romeral, felicitó a ambas instituciones por esta colaboración: “una experiencia intercongregacional que debe servir de ejemplo para otras instituciones religiosas”. Alabó “la osadía” de abrir una librería hoy en día, y más aún una librería religiosa, y la aventura fantástica de escribir y publicar libros, y libros religiosos.

El P. Desiderio García Martínez, Prior de la Provincia Carmelita de Aragón, Castilla y Valencia dio la bienvenida a las Siervas, tanto de parte de la Provincia, como de la Comunidad de Madrid-Ayala que acoge la librería, y manifestó el deseo de que ésta se convierta en un espacio de encuentro y evangelización, un lugar de difusión de la cultura cristiana, un faro donde Dios brille en medio del barrio.

Finalmente, D. José Luis Díaz Lorenzo, Vicario Episcopal de la Vicaría II de Madrid, subrayó la importancia de contar con espacios donde sea posible compartir los saberes y la experiencia de vida, donde sea posible el encuentro, también el encuentro con Cristo vivo. Transmitió la felicitación de parte del arzobispo, cardenal Carlos Osoro.

A continuación pasamos a la bendición del local de la librería: un momento litúrgico, presidido por el Vicario Episcopal, breve pero intenso, en torno a la Palabra de Dios y la plegaria. Momento gozoso que terminó con un vino español para todos los asistentes.