Área privada

Síguenos

Consagración de familias como Cenáculos familiares a Jesucristo Sacerdote en Madrid - Instituto Secular Femenino Siervas Seglares de Jesucristo Sacerdote
7092
post-template-default,single,single-post,postid-7092,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

Consagración de familias como Cenáculos familiares a Jesucristo Sacerdote en Madrid

Consagración de familias como Cenáculos familiares a Jesucristo Sacerdote en Madrid

Este último fin de semana del mes de noviembre de 2020, en el Cenáculo Sacerdotal de las Siervas Seglares de Jesucristo Sacerdote en Madrid, ha tenido lugar un acontecimiento gozoso dentro del Movimiento Apostólico Sacerdotal. Un grupo de 18 familias en dos momentos diferentes, el sábado y el domingo, se han consagrado a Dios para ser cenáculos familiares de vida cristiana.

Se han llevado a cabo en dos días distintos para respetar el aforo y cuidar las medidas sanitarias necesarias en este tiempo de pandemia.

Es una acción del Espíritu la acogida por parte de estas familias, a las que llevamos acompañando desde hace años, y el deseo de consagrarse a Dios para” vivir glorificándole como la santa familia de Nazaret para ser un cenáculo de oración y vida fraterna que viva el perdón y la misericordia”; como dice la oración de ofrenda.

Se desarrolló primero con una mirada a lo vivido y a lo que seguimos viviendo, identificando lo que hemos perdido en esta situación y lo que hemos ganado, donde padres e hijos se hicieron eco de todas las vivencias que tenían.

¿Cuál podrá ser la solución a todo esto? Descubrimos entre todos que la presencia de Jesucristo en nuestras vidas nos enriquece y da sentido a todo. Es vivir desde nuestro ser bautizados con plenitud y para esto nos unimos formando un cenáculo familiar para que los padres puedan acompañar a sus hijos y los hijos también participar de esta vida enriquecida por Él. Es vivir nuestro sacerdocio, orar por los sacerdotes y ser mediación unos de otros, hacerlo extensivo hacia afuera.

Encontramos estas reflexiones motivadas por esta vivencia por parte de padres:

Gracias Señor por tanto amor; la consagración de mi familia, un camino que nos lleva a alcanzar la gracia de una vida cristiana plena, a lograr una fe más profunda y sentirnos acogidos en el cenáculo del Movimiento Apostólico Sacerdotal. Gloria a ti Jesús Sumo y Eterno Sacerdote. (Diary)

Bueno primeramente agradecerles que desde el primer momento nos han tratado como familias. Sois unas personas maravillosas y la verdad que nosotros estábamos bastante alejados de Dios, pero ahora gracias a vuestras ayudas, consejos y charlas, estamos bastante apegados a Dios y nuestra fe se ha ido incrementando. Hoy en día podemos y creemos dirigir a nuestros hijos por un buen camino, el camino de Dios. (María)

Ha sido una experiencia muy bonita en la que cada uno de nosotros hemos sentido la alegría de estar en unión con la comunidad, en la que el centro es Dios y nuestra madre María. Queremos estar juntos siempre siguiendo la voluntad del señor. (Esmeralda)

Y de los jóvenes:

En el día de hoy, 28 de noviembre del 2020, cabe recalcar esta fecha porque lo que se está viviendo este año es duro y en el día de hoy ha sido un gran apoyo para mí y para mi familia. El grupo de las siervas seglares durante esta pandemia nos ha ayudado mucho a mi familia y a muchas más familias. Y en este día una parte de todas las familias a las que han ayudado nos hemos comprometido a seguir como cenáculo en cada familia el camino de Dios que nos deja para seguir adelante y no perdernos. Para mí ha sido una bonita experiencia que hemos podido experimentar, una experiencia que a día de hoy es difícil de organizar por las muchas dificultades que existen por culpa de la pandemia, pero aun así seguimos unidos todos como una única familia de Dios. (Luis)

Son espacios necesarios donde reflexionas y te detienes a pensar, un pequeño suspiro gratificante lleno de fraternidad y hogar. Nos ayuda a saber más de Dios y a su vez acercarnos a él. De forma dinámica, interactiva y generosa se desenvuelven este tipo de actividades. Eternamente gracias a las siervas por la excelente labor y darnos lo mejor de sí (Katy)

Por último, cada familia hizo su consagración frente a la Directora general que los acogía dentro del Instituto como parte de nuestra familia institucional. Terminamos con un ágape fraterno. ¡Demos gracias a Dios!