Área privada

Síguenos

"Calla, ama, ¡vive!", libro de Mario Piera en ARS Zaragoza - Instituto Secular Femenino Siervas Seglares de Jesucristo Sacerdote
5954
post-template-default,single,single-post,postid-5954,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

«Calla, ama, ¡vive!», libro de Mario Piera en ARS Zaragoza

«Calla, ama, ¡vive!», libro de Mario Piera en ARS Zaragoza

El pasado 15 de noviembre, Mario Piera Gomar (Sueca, Valencia, 1972) presentó en la librería ARS de Zaragoza su libro Calla, ama, ¡Vive! 40 días para cultivar el mundo interior y el crecimiento personal (Editorial PPC).

El autor, Mario Piera, psicólogo clínico, terapeuta Gestalt y diplomado en Ciencias Religiosas, actualmente es profesor en el Máster en Cuidados de Enfermería Intensiva de la Universidad Católica de Valencia y profesor de ESO en el Colegio María Auxiliadora de Sueca. Tiene una amplia experiencia en cómo educar la interioridad, formando a voluntarios sociales y sanitarios, maestros y agentes de pastoral. Estuvo acompañado por Montserrat Rescalvo Hoyos, directora pedagógica de Educación Infantil y Primaria del Colegio Santa María Reina.

El autor inició su intervención comparando nuestra vida con la película “En busca del arca perdida”. En una de sus escenas más famosas aparece Indiana Jones perseguido por una enorme bola de piedra. Esa carrera interminable se asemeja a nuestra carrera diaria: evitando no ser aplastados por lo cotidiano, lo tedioso, la conformidad. Huimos y luchamos constantemente, pensando que no hay escapatoria y que la bola nos aplastará. Corremos y aguantamos tanto para finalmente no tener la ansiada arca ni librarnos tampoco de las manos del mal, pues parece que la felicidad se nos escapa de entre las manos o que nos alcanzamos a acariciarla.

Ante esto, propone en su libro cultivar nuestro interior como alternativa a las carreras y a las luchas encarnizadas que nos dejan exhaustos. Cuidar nuestra persona en su totalidad, en todas sus dimensiones: corporal, psicológica, relacional y espiritual.

También recomienda identificar dónde nos situamos cada uno de nosotros, en qué ambientes nos movemos y qué espacios generamos a nuestro alrededor. ¿Son espacios externos e internos que no son aptos para el crecimiento, que nos impiden crecer, contactar y reconocernos con nuestro mundo interno, con nuestras dimensiones y por tanto cercenan y coartan nuestra vivencia plena como personas? ¿Ambientes/espacios donde dejamos de ser para convertirnos en un personaje?

La alternativa es crear espacios para hacer de la vida interior no una exigencia sino un espacio de acogida y de encuentro con uno mismo, con los demás y con esa Presencia que San Agustín llamaba “más intima que yo mismo”, Dios.

Desde el libro Calla, ama, ¡Vive!, el autor nos hace una llamada a tomar conciencia de la vida que se vive y para elegir cómo vivirla, porque vale la pena vivir desde la profundidad.

Acabamos el encuentro con un ejercicio de interioridad sobre la palabra “gratitud”, que nos llevó a encontrarnos con nuestro cuerpo, nuestros sentimientos y con Dios.